Posts etiquetados ‘entrevista’

¿Un grupo holandés facturando stoner rock con trompeta y en castellano? Bueno, después de ver a una banda británica como Gypsy Pistoleros metiéndole mano en clave sleazy al cancionero de los Chunguitos, por aquí ya nos lo creemos todo… Al fin y al cabo, tampoco resulta tan inverosímil que, habiendo pasado buena parte de su juventud en países como Ecuador, Colombia, Perú, Nicaragua o Costa Rica, estos neerlandeses hayan acabado abjurando de sus sobrias raíces centroeuropeas y abrazando el lenguaje, la cultura, el clima y la comida latinas, elementos que les ponen mucho más las pilas y motivos esenciales por los que han elegido nuestro país para abrir brecha de cara a su inminente asalto a Latinoamérica. “Montamos la banda con la idea de no tocar en Holanda, que es algo que ya habíamos hecho y cubierto de sobra con nuestros anteriores grupos”, relata el bajista Jaap Melman. “Allá la escena musical es ahora muy comercial, en los años 90 todo el mundo escuchaba rock pero después llegaron el techno y otros géneros y el rock se fue. Creemos que en España y Latinoamérica, que son países que nos encantan, íbamos a tener la oportunidad de hacer la música que queríamos, mientras que en Holanda no iba a ser así”.

Pendejo!
(más…)

Volcar toda tu pasión en lo que haces, creer ciegamente en ello y vaciarte por completo sin guardar balas en la recámara. Ten claro que ese es el único camino a seguir si deseas alcanzar tus metas y que las cosas funcionen. ¿Necesitas un ejemplo? No busques demasiado lejos. Busca Eldorado.

No es fácil encontrar, en estos tiempos en los que todo resulta tan arduo, lento y efímero, casos en los que los cambios y los acontecimientos se produzcan con la celeridad y el ritmo con que lo hacen en el seno de Eldorado. Con dos discos ya publicados en menos de tres años de andadura, es la suya una apuesta por una carrera de largo recorrido en la que, a buen seguro, van a suceder muchas y grandes cosas en el futuro, pero que asienta sus pies en el suelo y en un presente representado por su recién editado segundo álbum. “En este disco los temas son más directos y tienen más gancho, esa es una idea que comparte toda la banda”, sostiene el vocalista Jesús Trujillo. “Queríamos hacer algo más ambiental y menos metalero, reflejando un poco lo que ha sido la primera gira. La composición tuvo lugar a lo largo de todo este año, durante la propia gira fuimos sacando temas y probándolos en directo para ver si funcionaban o no, y eso nos hizo ir muy seguros de muchísimas canciones, porque recibíamos señales de que el repertorio estaba siendo el adecuado. Luego también hubo cosas que surgieron sobre la marcha (es curioso cómo a veces cambias de ambiente y cambian un poco las canciones), aunque en general íbamos con las ideas muy claras de lo que queríamos y de cómo tenía que ser el disco. Incluso hasta el orden lo teníamos ya medio decidido, sabíamos por ejemplo que tenía que empezar con ‘La Casa De Las Siete Chimeneas’, un tema muy directo, rápido y rockero”.

(más…)

Hay quien dice que segundas partes nunca fueron buenas, que las relecturas no tienen demasiado sentido ni aportan nada sustancioso y que es mejor no tocar las cosas y dejarlas tal y como se han hecho la primera vez. Obviamente, esa gente no ha escuchado en su vida nada parecido a Sesión #2

Una vez superados de forma definitiva el calvario y el absurdo de la persecución y la calumnia, cabía suponer que a los miembros de Soziedad Alkoholika no les quedara otro horizonte al que mirar que no fuese el del futuro. Ese resultaba al menos el más factible de los pronósticos, pero más de uno han roto ya los vitorianos a lo largo de su carrera y así lo han vuelto a hacer, echando la vista atrás hacia sus primeros años de andadura y su álbum de debut, aquella bestia depredadora que irrumpió como elefante en cacharrería en una escena poco o nada acostumbrada a semejante aleación de hardcore, punk y metal. Y lo hacen no para remezclarlo o remasterizarlo simplemente, sino volviendo a grabarlo absolutamente todo con el sonido actual de la banda. “La verdad es que nunca nos quedamos demasiado contentos con cómo quedo esa grabación”, confiesa Juan, “porque la hicimos deprisa y corriendo y así hay muchas cosas que dejas aunque no te convenzan. Hace un par de años hicimos una girilla tocando básicamente temas de aquella época y vimos que sonaban de la hostia, más compactos y con más fundamento. Teníamos la curiosidad de ver qué pasaría si volviésemos a grabarlos con la experiencia que tenemos ahora, con más medios, con más tiempo, sin presión, sabiendo lo que son los afinadores, los metrónomos y esas cosas…” (Risas)

(más…)

…Y corrieron hacia el bosque, alejándose del neón de una superficial pista de baile a la que habían sido empujados por voluntad más ajena que propia y en la que parecían bichos aún más raros que fuera de ella. Disquisiciones inherentes al tópico de la tierra de nadie que en el fondo bien poco importan a sus protagonistas. Ellos sólo querían hacer rock, y han cumplido su parte.

¿Qué ha cambiado en Layabouts de vuestro debut a …And They Run Into The Woods?

Jon: Principalmente, la propia sensación del grupo. El primer disco consistió en poner ahí lo que nos salió en esos primeros años de ensayos; fue algo muy impetuoso, muy visceral, pero también muy descontrolado. Con el tiempo, el cuerpo nos ha ido pidiendo un sonido más oscuro, más rockero, quitándonos de las canciones algo más facilonas, más bailongas, y volviendo a un rollo más clásico. Nos ha salido solo, simplemente buscamos hacer rock sin ponerle ninguna etiqueta ni por delante ni por detrás y pudiendo movernos con total libertad.


(más…)

MOTEL – Amores Perros

Publicado: septiembre 30, 2009 en Entrevistas
Etiquetas:, , ,

Despacito, sin hacer demasiado ruido. No es Nando López (vocalista, guitarrista y principal compositor de los castellonenses Motel) amigo de la vacua pirotecnia y los artificios del otro pop rock, aquel de veloz e inocua deglución concebido para que participe de él la masa que no desea verse entorpecida por memeces como el criterio a la hora consumir música. Gusta el suyo, por el contrario, del ritmo cálido, la pulcritud compositiva y unas lúcidas maneras que se miran en el espejo de gente que sabía de qué iba esto (léase 091 o Los Enemigos) y se concretan en Animales de Compañía, primer álbum con edición de campanillas tras años de trinchera y guerrilla en forma de autoediciones sin publicación oficial. “El problema de todas las grabaciones anteriores es que no tenían apenas distribución ni promoción, y era una pena”, admite Nando. “Además, tampoco existía el myspace. Con este disco teníamos muy claro que no iba a quedarse en el baúl de los recuerdos como otros trabajos, así que nos curramos bastante encontrar el medio para que llegara a más gente y que cualquiera pudiera adquirirlo”. A fin de cuentas, el momento es tan particularmente bueno o malo como cualquier otro. “Nosotros empezamos a tocar muy de críos, con trece o catorce añitos”, recuerda, “y ya entonces todo el mundo decía que la cosa estaba muy mal y los visionarios del rock preveían que todo iría a peor, que se avecinaba la gran catástrofe. Yo nunca he visto los buenos tiempos del rock, la verdad. Todos sabemos que la cosa está muy jodida, pero a veces hay que olvidarse un poco de esa coyuntura y dejar que no afecte a lo que realmente es importante: tocar, sacar temas, divertirse y hacer que el público disfrute de ello. Hay que ser humilde y dejarse de divismos, malditismos, victivismos… Y si en un bolo sólo vienen a verte diez personas, pues todavía tienes que echarle más huevos y hacerlo mejor, porque esas diez personas se lo merecen mucho más que un estadio o un festival repleto de gente, donde a menudo lo que menos importa es la música”.

Motel
(más…)

Viendo el modo en que veneran a Lemmy como una deidad, se mueren de ganas por compartir escenario con Zeke y no dudan en aullar el nombre de Motöciclón a la hora de señalar lo que actualmente suena de manera inmisericorde en sus equipos de música, no se puede decir que las credenciales de Los Tremendos engañen a nadie. No lo hacen hoy como tampoco lo hacían en el ya lejano 1996, momento del nacimiento del grupo sin mayor pretensión que la ilusión casi adolescente de machacar en su perrera o sobre cualquier escenario que se les pusiese a tiro viejos himnos de los Stones, The Who, AC/DC o Ramones. No es hasta 2001 cuando deciden dar un paso más y volcarse en la composición de material propio, camino a lo largo del cual alumbran dos maquetas y consiguen alzarse en 2003 con el triunfo en el III Concurso Rock en la Gruta, certamen que no les soluciona la vida pero empieza a transmitirles la sensación de que las cosas marchan. “Es posible que este tipo de concursos ayuden a los grupos, pero está claro que no puedes dormirte en los laureles esperando a que los Reyes Magos te traigan el contrato discográfico de tu vida. A nosotros no nos consiguió ninguno, pero sí supuso que el grupo se metiera un poco más en este mundo del Rock y haber conocido a gente como Nano Ruiz, que está siendo un gran apoyo para nosotros. También se ha originado una relación muy estrecha con la sala Gruta 77, que nos sigue apoyando desde hace cinco años”.

Los Tremendos
(más…)

Moverse entre dos tierras implica pisar terreno complicado, máxime cuando se navega por aguas tan procelosas y círculos tan herméticos como los de la escena musical de este país. Salvando quizás a Héroes del Silencio (la banda más excepcional en casi todos los sentidos que nuestro rock ha alumbrado nunca), pocas referencias existen por aquí a la hora de asimilar la propuesta de los madrileños Circus a.d., que con Todavía El Sol parecen haberse desembarazado en buena medida de la sombra de HIM para situarse en las coordenadas de los Paradise Lost de Host o la actual tesitura guitarrera de los norteamericanos Alter Bridge. Tal y como explica su vocalista, Pablo Giaretta, “se trata de un trabajo muy maduro que se acerca a nuestro objetivo primordial, que es que la gente escuche una de nuestras canciones y reconozca que somos nosotros. Lo que hacemos es algo que no está muy explotado en España ahora mismo, creo que tenemos un estilo personal a la hora de componer y de ejecutar nuestras canciones en directo, y cada vez nos acercamos más al sonido que puede hacer que despuntemos, no por haber creado nada, pero sí por aportar algo a la escena”. El batería Serra Maganto ahonda en esa idea, recalcando que “hay muchas bandas de metal y de pop, pero grupos que hagan música más o menos dura con un toque de romanticismo y de misticismo no hay ninguno. Eso es lo que estamos aportando, un toque de esperanza en el mundo del metal”.

Circus a.d.
(más…)

Tal y como andan las cosas para la mayoría de los que se asoman por esta sección, está claro que no cabe buscar los paralelismos entre la trayectoria de Devil’s Dandruff y la de bandas referenciales como Gluecifer, The Cult o Mötley Crüe en la profusión de limusinas, drogas y giras multitudinarias, sino en el gusto por el hard rock enérgico, voluptuoso y urgente que tan categóricamente acreditan en su rutilante álbum de debut, Suicide Lifestyle. Lejos del oropel y los lujos superfluos, el de estos malagueños es el fruto de la perseverancia y el esfuerzo a la hora de superar todo tipo de dificultades, concentradas en estos primeros años en el carrusel de idas y venidas que ha experimentado la formación hasta su consolidación definitiva. “La entrada de Sergio, nuestro cantante, marcó un antes y un después”, explica el bajista Profe. “Es una voz privilegiada y tiene un don innato para las melodías y para el inglés, algo que aporta carácter y una identidad propia al grupo. Creo que actualmente disfrutamos de un equilibrio envidiable como banda, los años que llevamos juntos lo atestiguan”.

Devil's Dandruff
(más…)

Enemigos del inmovilismo por naturaleza e imaginativos por necesidad, Rip KC nunca se lo han puesto fácil a aquellos que indefectiblemente necesitan etiquetar, clasificar y encajonar en compartimentos perfectamente definidos y fácilmente identificables todo aquello que llega a sus oídos. Huyendo de cualquier atisbo de repetición o mimetismo, los vallecanos entregan con Spingüolf su álbum más atemporal, relajado e íntimo, un auténtico alarde de libertad emocional y estilística sobre el que tuvimos ocasión de conversar con ellos en el corazón de su local de ensayo.

¿Qué diríais que tiene Spingüolf de continuación y de ruptura respecto a Obvious And Bleeding?
Adrián: El principal elemento común sería la espontaneidad, en Obvious And Bleeding había un montón de temas que surgieron durante la grabación y en este sucede lo mismo, hay muchas cosas improvisadas.
Sergio: De ruptura lo que tiene es que no es tan heavy, tiene mucha menos distorsión y menos solos. Hay temas en los que se podría haber metido perfectamente un solo en plan Allman Brothers o un riff a lo Deep Purple, pero no lo hemos hecho porque no queríamos que sonase a hard rock.
A: Hemos hecho lo que nos ha apetecido. Si hay algo premeditado en este disco es la idea de abandonar un poco la tradición y ser más etéreos. Ahora que parece que todo el mundo va a las raíces, nosotros hemos ido justo en sentido contrario, hemos buscado no ser tan obvios.
S: Paradójicamente, hemos llegado a darle más rollo haciéndolo más sintético. Lo único que puede que no sea tan simple es el hecho de que hay algunos bucles, partes que se repiten mucho, pero no hay grandes desarrollos. Hemos ido muy al grano.

(más…)