Shangaan Electro – El hipercinético latido de Soweto

No es sólo un baile, ni un estilo musical. Es el movimiento, el sonido y el latido de todo un pueblo. Un latido muy, muy rápido, que desencaja los huesos y pulveriza cualquier récord para llegar a unos vertiginosos 189 beats por minuto capaces de hacer morder el polvo al más experto en la pista de baile. Sin embargo, no es en los clubs de ninguna populosa urbe donde el Shangaan Electro tiene su origen, sino en las calles de las poblaciones de la septentrional provincia sudafricana de Gaza, hogar de la etnia Tsonga y cuna del sonido Shangaan tradicional, caracterizado por las fluidas líneas de guitarra y percusión ejecutadas en su día por artistas como Thomas Chauke, Peter Tangwena o el General MD Shirinda, conocido por su participación en el mítico y multiplatino “Graceland” de Paul Simon.

Shangaan Electro

Eso fue en 1986, y tras esa puntual exposición al público masivo, el Shangaan continúo recluido en las ondas de Munghana Lonene FM, una pequeña emisora que emitía en tsonga y cuyo alcance apenas incluía la región de Limpopo, origen del hombre que lo cambió todo: Richard Mthetwa, más conocido como Nozinja. Creador, ideólogo, padrino y embajador del Shangaan Electro, Mthetwa pasó de regentar una tienda de reparación de móviles a dotar de voz a toda una generación, respetuosa con la identidad y la herencia de sus mayores pero ansiosa por desarrollar un lenguaje propio.

Sigue leyendo

Chanson Rusa – Melodías desde el gulag

La vida en prisión, el arrepentimiento, la búsqueda de expiación y, cómo no, el amor perdido por la privación de libertad. Temas habituales en infinidad de canciones, que casi automáticamente nos llevan a pensar en géneros musicales tan inequívocamente anglosajones como el blues, el country o el gansta rap. Pero no es este el caso. La desgarrada voz del bardo que nos ocupa procede de una celda y canta en ruso, entonando con melancólica épica blatnaya pesnya (canciones criminales) que conforman la banda sonora oficiosa de una nación en la que, tal y como reza el proverbio, “nadie está a salvo de la cárcel ni de la pobreza”.

Chanson Rusa

Pese a que el término “chanson rusa” sea un neologismo acuñado en la década de los 90, sus raíces provienen de la Rusia prerrevolucionaria, en la que los siervos y prisioneros políticos de los zares (futuros líderes bolcheviques entre ellos) ya lamentaban en forma de canciones el infortunio y el dolor del encierro, plantando así la semilla de un legado melódico y poético incomparable al de la música carcelaria de cualquier otro lugar del mundo y fundamental para el folklore ruso desde entonces hasta nuestros días.

Sigue leyendo