LOS CHICOS – We Sound Amazing But We Look Like Shit

(DIRTY WATER RECORDS)

No es de extrañar que los madrileños se sientan mucho más orgullosos del sonido alcanzado en su cuarto disco que de su look de irredentos crápulas tabernarios, y no sólo por el innegable modo en que este último flirtea con el desastre. Pueden y deben encontrarse satisfechos por haber logrado de una maldita vez un disco que le hace verdadera justicia a lo que el grupo es y representa, enlatando buena parte (el total sería sencillamente imposible) de lo que desarrollan en el hipervitaminado pandemonio que son sus directos, faceta en la que su reputación no conoce rival y que por algo les ha llevado a convertirse en uno de nuestros combos más internacionales. Quizás por ser precisamente esta la primera ocasión en la que la banda no ha concebido el álbum como un mero pretexto para lanzarse de cabeza a su hábitat natural, sino como un fin en sí mismo desde la primera hasta la última de sus canciones, Los Chicos han fraguado aquí un trabajo que asienta definitivamente su desbordante personalidad con un sonido que, por encima de cualquier referencia, suena a ellos mismos de modo inequívoco y nos trae algunos de los temas más potentes, frescos y divertidos que jamás hayan grabado. Tal vez con una mayor limpieza de la habitual en ellos y con unas gotas de powerpop más perceptibles en su habitual mixtura de rock, R&B, punk, garage y blues, pero, por encima de todo, con una vitalidad, una energía, una creatividad y un buen gusto envidiables desde la elección de todos y cada uno de los invitados que participan en el disco hasta la preciosa portada que lo envuelve. Así se hacen las cosas.

Publicada en el número 15 (noviembre de 2010) de la revista Rock Estatal

LEX MAKOTO – Rojo Calor Fuego

(MANUFACTURAS SONORAS)

Tiene lo de Lex Makoto, por encima de otros méritos también notables, la principal virtud de haber arribado ya con su debut a un sonido indiscutiblemente definitorio y reconocible más allá de referencias y parecidos más o menos identificables, algo sumamente difícil de conseguir al primer disparo, aunque la cosa tenga truco en este caso y los recién llegados no lo sean tanto (rastreen el nombre de Fistfuck Supershow para disipar dudas). Contundencia metálica, nerviosas sacudidas funk, agresividad punk y pianos de puro y duro rock n’ roll convergen sin complejos en lascivos zarpazos como ‘Ivana Tramp’, ‘Club Olvido’ o ‘El Nido’, piezas que impactan en una primera escucha y crecen con las siguientes, revelando un potencial que en directo promete tornarse abrasivo. Así lo atestiguan los que ya se han subido al ring con ellos y así habrá que comprobarlo. Eso sí: los que tengan la irritante manía de ponerle etiquetas a todo, que no se acerquen demasiado o tendrán un serio problema entre manos.

Publicada en el número 11 (febrero de 2010) de la revista Rock Estatal

LOU GARX – Contrabando

(WARNER)

Lou Garx - Contrabando

Ya le iba tocando a la hiperactiva Lou Garx, infatigable guerrillera underground perennemente inmiscuida en mil proyectos con un pie a cada lado del Atlántico (Algo Salvaje, Sonora, Flystones…), aparcar por un segundo todas esas batallas y recuperar el protagonismo de su propia etiqueta, retomando el pulso de su carrera en solitario allí donde lo dejó con su anterior Caminando. Lo hace ahora con un álbum que mantiene las constantes de su heterodoxo sonido y comparte con sus predecesores su vocación fronteriza, mestiza y transcontinental, alimentando un cancionero que refleja su expansiva y desacomplejada concepción de la música y en el cual se amalgaman con soltura el pop, los sonidos latinos, el rap y el metal contemporáneo, vehiculados por una producción en la que resulta no poco notable la estela de la banda madre de su responsable, el mexicano Paco Ayala (Molotov). Dulce, salado y picante unidos en un único bocado, idóneo para los paladares más atrevidos y con ansias de excitación.

Publicada en el nº 259 (abril de 2009) de la revista Ruta 66

MAD SIN – 20 Years In Sin Sin

(PEOPLE LIKE YOU)

Mad Sin -20 Years In Sin Sin

Que los germanos Mad Sin sean prácticamente una banda de dibujos animados de Serie B no significa que su música tenga nada de caricaturesco ni sean merecedores de ser tomados a coña en absoluto. Más bien al contrario, los veinte años de degradación, exceso y huesos rotos que han acabado aupándolos a la nobleza del psychobilly son cosa muy seria, amén de un pretexto perfecto para la publicación de un doble disco como este a modo de celebración. Afortunadamente, el inmenso Koefte De Ville y los suyos han rehuido la opción facilona de juntar sus grandes éxitos más previsibles para ofrecer material mucho más jugoso, incluyendo algunas rarezas y caras B, temas antiguos elegidos por la propia banda, versiones realmente descomunales (como «Ride This Torpedo» de los Tall Boys o «Psyclops Carnival» de los olvidadísimos Torment) y cinco composiciones de nuevo cuño que, sin alcanzar el nivel de excelencia de su anterior Dead Moon Calling, presentan a los actuales Mad Sin en un estado de forma más que envidiable. Claro, que para dar fe de esto último es aún mejor el segundo CD, que recoge el concierto que los teutones ofrecieron en Hollywood el año pasado como cierre de su gira americana y dos vídeos de su explosiva participación en el With Full Force Festival de 2006. Ninguna de las partes es esencialmente extraordinaria ni dejará a nadie con la mandíbula pendulante, pero el conjunto resulta modélico en cuanto a lo que debería ser un álbum conmemorativo de estas características.

Publicada en el nº 251 (julio/agosto de 2008) de la revista Ruta 66

MOS GENERATOR – Songs For Future Gods

(SMALL STONE)

Tantas veces hemos visto al mismo perro cambiar de collar, que ya casi ni giramos la cabeza cuando oímos sus ladridos. Más bien al contrario, la simple mención de un género tan trillado y vulgarizado como el dichoso stoner parece motivo suficiente para que más de uno ponga pies en polvorosa, horrorizado ante la perspectiva de enfrentarse por enésima vez a una historia de la cual ya conoce sobradamente el planteamiento, el nudo y el desenlace. A nadie se le escapa que este estilo perdió la potestad de sorprender y deslumbrar mucho más rápidamente de lo que se podría pensar, aunque todavía es posible encontrar entre las hordas de preservacionistas de las hechuras y el argumentario de los 70 algún destello de brillantez ocasional. Mos Generator son de los que pasan el corte con cierta holgura, merced a una bacanal de riffs en la que la omnipresente sombra de Black Sabbath no está forzosamente reñida con pasajes más luminosos y cercanos a Deep Purple y hasta algún guiño a Thin Lizzy, alejándose de la ortodoxia más recalcitrante y oxigenando notablemente el conjunto. Sigue sin ser nada esencialmente nuevo, pero al menos demuestra cierto gusto por el detalle y el dinamismo más allá de la pesadez habitual y la reiteración mimética a la que bandas afines nos tienen acostumbrados.

Publicada en el número 245 (enero de 2008) de la revista Ruta 66

GYPSY PISTOLEROS – Wild, Beautiful, Damned

(EVIL BOY RECORDS)

Aquí vale todo, los límites ya no existen. En estos tiempos en los que cualquier intento por conseguir algo mínimamente novedoso parece pasar necesariamente por la fusión de estilos, las fronteras de lo bizarro han caído y ya nadie se escandaliza por casi nada. ¿Hanoi Rocks pasados por el tamiz de los Chunguitos? Cosas más raras se han visto. Y lo mejor es que encima funcionan. Puede que en determinados momentos la cosa se les vaya de las manos y los resultados sean un tanto sonrojantes, pero lo cierto es que la delirante mezcla de sleaze, punk rock, flamenco y rumba que arman los británicos arroja como saldo un álbum extraordinariamente irreverente, enérgico y colorista, no apto para paladares sin sentido lúdico pero tremendamente disfrutable si se dejan a un lado los prejuicios y lo único que se busca es puro y duro entretenimiento. Ni ellos ofrecen otra cosa, ni sería justo exigírselo. Más bien al contrario, cabría agradecerles su descaro y que consigan hacerlo con estilo propio, evidenciando un riesgo por no caer en lo obvio que no todo el mundo parece dispuesto a asumir últimamente.

Publicada en el número 243 (noviembre de 2007) de la revista Ruta 66

THE BONES – Burnout Boulevard

(CENTURY MEDIA)

Desde luego, no hace falta ser ningún genio para saber por dónde coger a The Bones, ni realizar sesudos análisis para determinar las fuentes de las que se alimenta una banda como esta. Tan llenos de nervio y urgencia como libres de pretensiones, lo suyo es el punk n’ roll desenfrenado y de alto voltaje, exento de virtuosismos pero tremendamente efectivo y contagioso. ¿Eso no se lo hemos visto hacer mucho antes y mejor a los Supersuckers? Seguramente sí, pero tampoco está de más que de vez en cuando caiga en nuestras manos un álbum como este, lleno de músculo, guitarrazos punzantes, melodías infecciosas y actitud salvaje. Todo lo que Backyard Babies buscaban y no encontraron a la hora de perpetrar una bazofia como People Like People Like People Like Us, vaya…

Publicada en el número 243 (noviembre de 2007) de la revista Ruta 66