THE WILDHEARTS. El Sol (Madrid), 16/10/2008

The Wildhearts

Grupo maldito, banda de culto, bastardos sin suerte… Lugares comunes y sandeces más o menos afortunadas para recalcar algo tan obvio como el hecho de que The Wildhearts son una formación con un discografía sin fisuras y un directo superlativo, pero con un predicamento y una capacidad de convocatoria muy inferiores a los que corresponderían a un combo con semejantes galones. Al diablo con todo: los asistentes a los tres recitales peninsulares de los británicos saben que los desgraciados son los otros, los que se lo perdieron. Tildar de históricas estas actuaciones nos devolvería al maniqueo territorio de la frase hecha, aunque poco menos se puede decir de un bolo que arranca con dos sopapos como «Vanilla Radio» y «Caffeine Bomb» y ya no afloja el pistón en ningún momento, agarrándote por el pescuezo y no dejándote ni una sola vértebra en su sitio. No se queda la cosa, sin embargo, en el simple despliegue de pepinazos punkrockeros vibrantes y desbocados, pues si bien en ese terreno The Wildhearts combustionan a plena potencia, no lo hacen menos en el desarrollo de auténticas gemas de orfebrería metal pop, evidencias de la hiperbólica efervescencia creativa del viejo Ginger y de la capacidad de la banda para bascular entre la melodía de «Sick Of Drugs» y la rabia furibunda de «Suckerpunch», apabullar con un monolítico «Everlone» y soltar una revisión del «Carmelita» del difunto Warren Zevon como el que no quiere la cosa. La liaron tan gorda que consiguieron dejarse alucinados a sí mismos (las caras de sorpresa y satisfacción de Ginger y CJ al ver la sala en pleno coreando «Rooting For The Bad Guy» fueron para enmarcarlas), montando tal jolgorio que hasta Jason Ringenberg decidió adelantar una noche su aparición sobre el escenario de El Sol y sumarse a la fiesta con versión de los Scorchers incluida. Con el debido respeto a Stacey Earle y Mark Stuart, dudo muchísimo que el de Illinois disfrutase del mismo modo al día siguiente…

Publicada en el nº 255 (diciembre de 2008) de la revista Ruta 66


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s