MOTEL – Amores Perros

Despacito, sin hacer demasiado ruido. No es Nando López (vocalista, guitarrista y principal compositor de los castellonenses Motel) amigo de la vacua pirotecnia y los artificios del otro pop rock, aquel de veloz e inocua deglución concebido para que participe de él la masa que no desea verse entorpecida por memeces como el criterio a la hora consumir música. Gusta el suyo, por el contrario, del ritmo cálido, la pulcritud compositiva y unas lúcidas maneras que se miran en el espejo de gente que sabía de qué iba esto (léase 091 o Los Enemigos) y se concretan en Animales de Compañía, primer álbum con edición de campanillas tras años de trinchera y guerrilla en forma de autoediciones sin publicación oficial. “El problema de todas las grabaciones anteriores es que no tenían apenas distribución ni promoción, y era una pena”, admite Nando. “Además, tampoco existía el myspace. Con este disco teníamos muy claro que no iba a quedarse en el baúl de los recuerdos como otros trabajos, así que nos curramos bastante encontrar el medio para que llegara a más gente y que cualquiera pudiera adquirirlo”. A fin de cuentas, el momento es tan particularmente bueno o malo como cualquier otro. “Nosotros empezamos a tocar muy de críos, con trece o catorce añitos”, recuerda, “y ya entonces todo el mundo decía que la cosa estaba muy mal y los visionarios del rock preveían que todo iría a peor, que se avecinaba la gran catástrofe. Yo nunca he visto los buenos tiempos del rock, la verdad. Todos sabemos que la cosa está muy jodida, pero a veces hay que olvidarse un poco de esa coyuntura y dejar que no afecte a lo que realmente es importante: tocar, sacar temas, divertirse y hacer que el público disfrute de ello. Hay que ser humilde y dejarse de divismos, malditismos, victivismos… Y si en un bolo sólo vienen a verte diez personas, pues todavía tienes que echarle más huevos y hacerlo mejor, porque esas diez personas se lo merecen mucho más que un estadio o un festival repleto de gente, donde a menudo lo que menos importa es la música”.

Motel

Sí parece tener la relevancia necesaria para ellos, enfrascados en mantener un engranaje creativo que no cesa ni con disco recién editado. “Estamos trabajando en nuevos temas, que ya hay ganitas”, confiesa. “Existe una idea un tanto conceptual en ellos, algo así como ‘Los renglones torcidos’. Van a hablar de personajes diferentes, de outsiders a los que seguro que no les van a dedicar ninguna línea. Creo que va a ser un poco más garajero y rockero, aunque nunca se sabe cómo quedará el resultado final”.

Publicada en el nº 263 (Septiembre de 2009) de la revista Ruta 66


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s